Compártelo en redes

Montería, Córdoba. No está dicha la última palabra en temas ganaderos, pero lo cierto es que hay variedad en las producciones, por lo menos, en lo que a razas se refiere.

Dentro de la riqueza del país en ganadería se mencionan las razas criollas, porque llevan muchos años de adaptación en Colombia. Por eso, hay quienes hoy tienen a estas razas como las protagonistas de sus fincas.

Es el caso de Marco Cure Pinedo quien lleva 15 años dedicado a la cría de razas criollas como romosinuano, velásquez, costeño con cuernos y bon. En la pasada 62 Feria Nacional de la Ganadería hizo una exposición de ejemplares de estas razas.

Marco Cure Pinedo, ganadero de razas criollas.

“Soy un enamorado de estas razas. Por las bondades de esos animales, por su rusticidad, su adaptación, expresado en fertilidad es lo que me apasiona de esta ganadería”, expresa el ganadero al preguntársele porque se había decidido por producir con estas razas.

Tiene ejemplares puros de estas razas, pero también se ha decidido hacer cruces, como el que ha hecho con el brahman rojo, dice él, sacando un F1 interesante, espectacular para carne. “Estamos ahí incursionando con otras razas para buscar la optimización en trópico medio para el doble propósito cruzando con otras razas para sacar leche, para sacar carne, otras bondades de ellos”, agrega el productor Cure Pinedo.

“Lo importante es que nosotros los sinuanos creamos en lo que tenemos, cuando yo me di cuenta de esto, es que todo está hecho aquí, no tenemos que importar nada. Con el cambio climático no hay ningún tipo de problema por la adaptación que tienen. La virtud principal de las razas criollas es la adaptación y esta se expresa en la habilidad reproductiva, quiere decir que tienen hijos más frecuentemente, con monta natural que es el mejor inseminador. Normalmente un toro tiene la capacidad para montar de 20 a 25 hembras y un toro romosinuano puede montar hasta 50”, complementa Marco Cure.

Marco Cure hace parte del grupo de productores que con Corpoica (hoy Agrosavia) comenzaron el Plan de Fomento, Multiplicación y Mejoramiento de las razas criollas que nace en el año 2005, en su primera fase. Hoy día hace parte de la Red de Productores para el Plan de Mejoramiento Genético de las Razas Criollas. Esa red es de productores puros que existe para mejorar la raza pura. Las pajillas que se sacan de los toros superiores, que se clasifican a través de una prueba de desempeño donde se les mide el crecimiento, la altura, los testículos, desplazamiento y demás características fenotípicas- son de bajo costo, valen de 4,5 dólares, las otras, de otros animales valen desde 20 hasta 50 dólares.

“En Agrosavia estamos buscando alianzas con los entes territoriales, alcaldías y gobernaciones, donde se puedan producir de 5 a 10 mil pajillas a través de un proyecto, para introducir las razas criollas, romosinuano y costeño con cuernos, en las ganaderías de pequeños y medianos productores”, anota el investigador de Agrosavia, Yesid Abuabara, quien ha estado al frente de este programa de Fomento, Multiplicación y Mejoramiento de las razas criollas.

954 Views

Compártelo en redes

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Me gusta
2
No estoy seguro
0
Ridículo
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comments are closed.

Más en:Pecuario