Compártelo en redes

Redacción. Durante la última parte del año se ha presentado un escenario influenciado por realidades globales, como la situación financiera que ha generado la pandemia y el panorama incierto de apertura económica de los países, tras la aparición de la variante del Covid-19 ómicron.  De igual forma, en el entorno macroeconómico sobresale la fluctuación del dólar, el cual es posible que se mantenga para este mes sobre los $4.000, afectando directamente las importaciones y exportaciones, así como las dinámicas en la económica del país.

Otra variable en el comercio internacional poco favorable a la economía en el continente es el alza en el valor del transporte de los contenedores que trasladan mercancía y materia prima desde el exterior. Esto ha hecho que aumente el costo de los productos que se importan y los que se fabrican en el país.

Académicos de la Universidad de La Salle analizan el entorno micro y macroeconómico que podrá afectar los precios durante el último mes del año.

“En diciembre habitualmente se incrementa el valor de los productos y servicios en general. Este es un comportamiento que se presenta cada año. La diferencia con el 2021 es que se han desarrollado situaciones en la economía mundial, que han hecho que este año sea particularmente costoso”, explica Diana Ferrería, directora del programa de Contaduría Pública de la Universidad de La Salle.

En este sentido, es normal que los colombianos perciban un aumento en sus gastos durante este mes, y si no se toman las decisiones correctas, puede afectar las finanzas familiares y personales. Teniendo el panorama de cuáles son las situaciones que hacen del último mes del año el más costoso, desde Unisalle, se comparten algunas sugerencias para tener en cuenta en el momento de adquirir un producto o servicio, durante estos días.

Organice sus finanzas

Es fundamental que realice un cuadro en donde incluya cuáles son sus ingresos y egresos, y allí agregue todo el dinero que va a recibir en diciembre (salario, prima, bonificación, entre otros). Antes de tomar una decisión de gasto, piense también en su presupuesto de enero. Es probable que el dinero que reciba durante el primer mes del año sea menor al que ingresa al final de año. Luego de esto, debe comenzar a organizar sus egresos, acá son importantes gastos como el arriendo, la alimentación, la inversión para educación, costos de transporte, salud y servicios públicos.

Compras navidad 2

Controle el uso de las tarjetas de crédito, los cobros llegan en enero cuando el dinero está más2 limitado.

Después de hacer las sumas y restas necesarias, puede determinar qué dinero extra tiene disponible, y es este el dinero que se recomienda utilizar en los gastos de la temporada de diciembre. “Es primordial que tenga en cuenta que nunca debe poner en riesgo el bienestar y calidad de vida de su familia, por usar de forma equivocada el presupuesto que está destinado a sus gastos obligatorios mensuales”, agrega la experta lasallista.

Compras inteligentes

Realice compras inteligentes: el cierre de empresas por la pandemia y la problemática con el costo del transporte de los contenedores ha hecho que se presente escasez en los productos, lo que afecta directamente el bolsillo de los consumidores.

En este marco, es necesario que en esta época haga compras e inversiones inteligentes, adquiera solo lo que necesita, evite pagar costos adicionales por productos que no son urgentes y puede comprar durante enero o febrero cuando se llevan a cabo temporadas de descuento.  Trate de controlar la emoción y euforia que puede ocasionar la temporada decembrina.

“Este es un llamado a la conciencia a la hora de adquirir un producto o servicio, con la finalidad de no sufrir de lo que coloquialmente se llama como ‘guayabo financiero’ en enero, que es cuando se recibe el balance de las tarjetas de crédito y se viven las consecuencias de los excesos económicos que se realizaron durante la época de fiestas”, comenta Ferreira.

Incremento en los servicios básicos: durante diciembre es habitual que se den costos extras en los servicios públicos por el uso de las luces navideñas y las reuniones familiares que se realizan. De igual forma, se presenta un alza en los gastos del mercado familiar por las cenas especiales y productos extras que se adquieren para la temporada. “Estos son costos que se pueden controlar, si usted percibe al hacer mercado que los precios están extremadamente altos, puede buscar productos similares que manejen precios más económicos o disminuir la cantidad de los artículos que incluya en su compra. Esta es una época para compartir y celebrar, pero teniendo en cuenta la situación económica global, también es un tiempo para planear, controlar y ejecutar de forma adecuada sus finanzas”, concluye la docente lasallista.


Compártelo en redes

Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Tonto
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Economía