Compártelo en redes

Montelíbano, Córdoba. El enfoque estratégico del agua en Cerro Matoso le ha permitido tener procesos eficientes en el uso del agua, alcanzando una recirculación hídrica de más del 90% y realizar la captación de agua principalmente para los procesos de consumo humano.

Para la empresa niquelera el agua es un recurso valioso, de ahí que su gestión y manejo de este recurso le ha permitido hacer un uso eficiente y promover la protección del agua en el Departamento, de la mano de las comunidades vecinas a su operación.

Alejandra Echeverri, líder de Ambiente de Cerro Matoso, compartió los resultados de esta gestión en la XII versión de Colombia Genera, organizado por la Andi, en donde Cerro Matoso fue invitado al panel “Agua neutralidad y agua positiva: apuestas de sostenibilidad y seguridad hídrica desde el sector minero – energético”, junto con Ecopetrol, Celsia y el Centro Nacional del Agua y la Biodiversidad de la Andi.

Alejandra Echeverri, líder de Ambiente de Cerro Matoso, compartió la gestión que sobre este importante recurso se hace en la empresa.

Ante la inquietud de cómo la empresa integra la gestión del agua en su estrategia,  la líder de Ambiente señaló que “el agua es transversal a todos los procesos y Cerro Matoso integra la gestión del este recurso en su estrategia corporativa en todos los niveles organizacionales con dos enfoques principales; el primero, es la administración del agua como un insumo incorporado en el ciclo de vida de los planes operativos, teniendo en cuante cómo se planifica, usa y potencializa; y el segundo, cómo la empresa aporta a la protección de cuencas para la producción de agua”.

Gestión ambiental participativa, referente en el sector y el país

En el encuentro se concluyó la necesidad de integrar esfuerzos para la reforestación y protección de cuencas entre las entidades privadas, públicas y comunitarias, alineadas con políticas sociales que permitan garantizar la sostenibilidad de las intervenciones, apuntando al bienestar de la comunidad y el desarrollo regional. En relación con lo anterior, Cerro Matoso ha llevado a cabo con las comunidades e instituciones acciones en pro de la conservación y regeneración de más de 1.600 hectáreas de bosque alrededor de la operación, cifra que alcanzará las 2.700 hectáreas en los próximos años.

“Este es un ejercicio que va más allá de sembrar árboles une todos los elementos de la cadena, para que, por ejemplo, la comunidad pueda participar de ese ejercicio siendo quienes siembran, hacen el mantenimiento, y en el futuro desarrollar las capacidades para que ellos puedan ser quienes guarden el bienestar de los bosques”, concluyó Alejandra Echeverri. Lo anterior, impacta positivamente en el empoderamiento comunitario, en el encadenamiento productivo y en el fortalecimiento de capacidades que aportan al bienestar del departamento.

A la fecha, más de 420 personas están involucradas en la gestión ambiental participativa de Cerro Matoso, encargadas de la producción de árboles en viveros comunitarios y propios, siembra, mantenimiento, veeduría y promotoría ambiental. Este programa hace parte de los acuerdos con comunidades indígenas, Afro y campesinas, demostrando los frutos del diálogo y trabajo en conjunto, en este caso para la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

175 Views

Compártelo en redes

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Me gusta
0
No estoy seguro
0
Ridículo
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comments are closed.

Más en:Ambiente