Compártelo en redes

ExSecretario de Cultura de Buenavista. Gestor cultural.

Por Óscar Melendres Garcés

Recorriendo caminos que me conducen a conocer la Buenavista rural, la Buenavista habitada por personas maravillosas y de corazón bondadoso, esa Buenavista de donde provienen productos de excelsa calidad para surtir nuestras despensas en la zona urbana, llego a una vereda perteneciente al corregimiento de Mejor Esquina y que dista unos treinta minutos de la cabecera.
Realizo estación en la vereda La Línea y su gente me acoge con mucho aprecio y con un calor humano que envuelve e invita a sumergirse en las realidades de una comunidad que pese a los avatares de la vida y los azotes de múltiples circunstancias ha logrado permanecer unida y hoy se proyecta como toda una despensa productiva de esta región del territorio municipal.
A decir verdad, la vereda tiene atractivos importantes como la tranquilidad, la interacción con la naturaleza, el aire natural y el buen trato de su gente hacia los visitantes. Esta comunidad cuenta en su territorio con 22 viviendas en las que 19 familias comparten su cotidianidad. En total tiene 82 habitantes que se distribuyen entre 52 adultos y 30 menores de 18 años.
Los habitantes de esta comunidad han entendido que la dinámica económica de los pueblos sienta sus bases en la capacidad de producción que tengan las personas que habitan el territorio. En este sentido han diversificado sus actividades en procura de obtener productos, fruto de su trabajo diario, que son destinados al consumo de sus familias y a la comercialización en pequeña escala en la zona urbana.
Con una Asociación productiva y una Junta de Acción Comunal, esta vereda muestra una gran enseñanza en lo relacionado con la vida en sociedad, en el sentido de lo colectivo y en el trabajo en equipo. Además de esto, llama la atención que es una de las pocas comunidades rurales de Buenavista cuyo sistema de acueducto funciona a base de energía solar. Este ejercicio contribuye al buen trato con el medio ambiente y disminuye de manera ostensible los costos de operación de dicho servicio.
De forma colectiva esta comunidad trabaja permanentemente en procura de que de las entrañas de su territorio se den productos como: ñame, gallinas ponedoras, pollos de engorde y cerdo, entre otros. Así mismo se destaca la producción de berenjenas y habichuelas. Toda una variedad que garantiza el autoconsumo.
Actualmente las familias de esta vereda trabajan en procura de obtener las escrituras o los títulos de la tierra que habitan y en la cual han construido sus viviendas y han concentrado sus esfuerzos para la producción.

Esta comunidad es aguerrida, es trabajadora y propositiva. Es preciso destacar que además de todo lo anterior la Junta de Acción Comunal está a la espera de los resultados de la convocatoria que adelanta el Ministerio del Interior y en la cual postuló un tramo de su vía de acceso para su mejoramiento mediante el sistema de Placa Huellas. La aprobación de esta iniciativa mejoraría enormemente el acceso a la comunidad y disminuiría el tiempo para llegar hasta ella.
Agradezco a Dios y a la vida por permitirme descubrir que en Buenavista existen comunidades que nos mueven a empoderarnos de lo que somos, a valorar lo que hacemos y a disfrutar del afecto de personas que al hablarnos nos miran a los ojos y nos enseñan todo cuanto saben.

Compártelo en redes

Cuál es tu reacción?

Emocionado
8
Feliz
6
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Tonto
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 COMENTARIOS

  1. Es muy gratificante leer estas columnas de Óscar Melendrez pues son la forma más efectiva de conocer nuestra región y saber de sus progresos, y sus proyectos. Es una forma de aprender mucho con una información veraz pues el Columnista va a los sitios y palpa lo que luego plasma en su escrito. Felicitaciones don Óscar y un Dios le pague por enseñarnos a través de sus columnas

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Opinión