Compártelo en redes

Por: Oscar Melendres Garcés

Desandar el camino trae a la mente remembranzas que nutren la realidad del presente. Se evocan momentos, circunstancias, situaciones, y amigos. Para este caso es preciso, entonces, devolverse a los inicios de la década de los noventa y escudriñar por muchos rincones de un pueblo que veía como un puñado de jóvenes le apostaba a la construcción de algo que parecía etéreo.

La apuesta de aquellos muchachos buscaba consolidar la identidad cultural de un pueblo habitado por una sociedad que hacía poco tiempo había recibido la aprobación para tomar la categoría de municipio. Noches de diálogos interminables en el atrio de la iglesia, jornadas extensas de trabajo y un alto grado de auto compromiso con la tierra sagrada que los vio nacer.

Con el paso de los años se pudo contar con nuevos aliados, esos que inyectaron mucha más fuerza, la necesaria para decirle al mundo que el Festival Nacional de Mapalé nació para quedarse en Buenavista y convertirse en el principal evento cultural de este territorio.

Seguramente llegará el momento para contar de mejor manera los detalles y anécdotas que han marcado este camino. Lo que sí se puede afirmar a estas alturas es que por el proceso de construcción y consolidación ha pasado tanta gente que sería imposible hacer la lista real de quienes han aportado en beneficio del crecimiento de este certamen.

Nos llega el momento para la realización de la versión 23. Hemos sumado nuevos aliados. A estas alturas ya nos visitan delegaciones de diversos departamentos y de diferentes países. Esta realidad trae consigo una gran verdad: El festival Nacional de Mapalé es un verdadero encuentro que nutre la identidad de un pueblo que adoptó la manifestación del Mapalé y logró que su territorio se haya convertido en el escenario principal para dicha manifestación en Colombia.

Es preciso desandar el camino y dialogar con los protagonistas de esta construcción permanente para entender que se ha apostado por un legado, el cual cuenta con transmisión de saberes a las nuevas generaciones. Legado que encuentra espacio propio para su salvaguardia cada año. Vienen del norte y del sur, de oriente y de occidente. El común de la gente dice que vienen a bailar, otros dicen que a tocar pitos y tambores, algunos señalan que vienen a fiestar…yo digo que vienen a enaltecer y a dejar su esencia a un pueblo que de manera fraternal acoge a sus visitantes y les brinda calor humano.

A estas alturas de su historia el Festival Nacional de Mapalé se regocija porque ha encontrado una aliada que tiene como propósito llevar al Festival Nacional de Mapalé al nivel en el que se encuentran muchas manifestaciones y eventos que son de gran importancia para la nación.

s

Ana Paola García Soto, Representante a la Cámara por Córdoba, llevará al Congreso de la República la iniciativa con la cual busca que este certamen entre a hacer parte del Patrimonio Inmaterial del País. Es un acto que impactará no solo al municipio de Buenavista sino a la región del San Jorge, al departamento de Córdoba. Es destacar la esencia de los que somos en este territorio, es nutrir el alma de músicos, bailarines, escritores e investigadores que llegan a Buenavista a consolidar conocimientos sobre este legado afrocaribeño.

Transitamos por el camino al Patrimonio y próximamente el Festival Nacional de Mapalé llegará al Congreso de la República y en nombre de Corpomapalé y en el mío propio solo atinamos a decir gracias Ana Paola.

52 Views

Compártelo en redes

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
3
Feliz
6
Me gusta
0
No estoy seguro
0
Ridículo
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 COMENTARIOS

  1. Que importante que una Congresista sea impulsadora de un festival que ya es considerado de los mejores del país. Pero que sea considerado Patrimonio inmaterial, sería un logro estupendo. El reconocimiento del Congreso a un evento tan bueno como este festival que cada vez es mejor, es lo que hace falta para que se catapulte a nivel internacional. Es lo mejor que tiene Buenavista

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en:Opinión