Compártelo en redes

Oscar Melendres Garcés

Sonaron los tambores en la Plaza San José y se abrió el escenario para la versión 23 del Festival Nacional de Mapalé. Las calles se engalanaron y los habitantes de Buenavista abrieron brazos y corazón para recibir a las diferentes delegaciones que en esta ocasión se han dado cita para participar en este encuentro de saberes que hace transitar a este territorio hacia su identidad cultural.

Durante este fin de semana Buenavista rinde homenaje a la raza negra venida de África. Mediante una manifestación de origen afrocaribeño a la que los del color de ébano decidieron llamar Mapalé. Pero más allá de una coreografía vistosa lo que se exalta en este certamen es la capacidad creativa de los africanos esclavizados a la hora de emitir un mensaje contundente acerca de la necesidad de libertad que experimentaban por aquellos tiempos.

Mucho se ha hablado sobre la teoría que afirma que esta danza surgió de un intento de los negros por imitar los movimientos de un pez denominado Mapalé. Desde el Festival Nacional de Mapalé se ha venido trabajando sobre la resignificación de la historia y en una analogía plantea que el Mapalé surge luego de tiempos extensos de análisis de los negros sobre el comportamiento de los peces al ser atrapados en la red. Tal vez lo que se quiso expresar es que, así como el pez con esos movimientos pretendía escapar de las redes del pescador el esclavo con su frenesí protestaba y buscaba salir de la situación que afrontaba.

23 años de realización, no ha sido fácil sacar este proyecto adelante. Se ha necesitado la participación directa de un alto número de buenavisteros que han hecho contribuciones enormes para el crecimiento del evento. Además, se ha contado con la participación irrestricta de las delegaciones que desde diferentes regiones del país anualmente confluyen a esta cita.

La semana anterior el Festival Nacional de Mapalé llegó al Congreso de la República. Elevó el grito de libertad figurado en una solicitud plasmada por Ana Paola García Soto, dirigida a los demás integrantes del órgano legislativo de mayor peso en el país, para que esta manifestación sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Nación, mediante un acto legislativo.

Ineludiblemente hay que afirmar de manera categórica que Buenavista adoptó como propia la manifestación del Mapalé y que con el paso de los años este territorio se ha convertido en el principal escenario nacional para la circulación de esta manifestación.

Bienvenidas todas las delegaciones, gracias a todos por el apoyo y vivamos el festival porque Buenavista está de fiesta.

63 Views

Compártelo en redes

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Me gusta
0
No estoy seguro
0
Ridículo
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en:Opinión