ExSecretario de Cultura de Buenavista. Gestor cultural.

Óscar Melendres Garcés.
Con nombre de país europeo se erige en el territorio del municipio de Buenavista Córdoba, sobre la carretera troncal de Occidente la vereda Polonia. Un humilde poblado que históricamente ha sido reconocido por la comercialización de fauna a orillas del tramo vial que conecta al interior del país con el Caribe colombiano.

A estas alturas creo que nadie ha alcanzado a dimensionar el drama que vive cada familia de la vereda por temas como la estigmatización que recibe por parte de las autoridades responsables de erradicar las prácticas comerciales que involucran fauna silvestre.

A las comunidades no se les puede dejar a merced y en cambio hay que presentarles alternativas que las encaminen hacia el tránsito por la legalidad.

A decir verdad, una apuesta difícil en un país en el que abundan las leyes restrictivas. Pese a ello, la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge, CVS, ha dedicado grandes esfuerzos en este intento por la erradicación de la venta de aves silvestres a esta altura de la Troncal.

De esta problemática social, económica, ambiental y cultural poco se conoce y poco se habla. A decir verdad, poco se atiende en un sistema de gobierno en el que prima la burocracia y se apunta a las grandes contrataciones.

La comunidad sumida en unos altos índices de necesidades básicas insatisfechas apuesta a esta práctica como uno de los pocos mecanismos que le permite derivar el sustento de familias regularmente numerosas. Asunto que resulta paradójico dado que por el frente de sus casas pasa a diario la riqueza del país buscando camino hacia el exterior desde los puertos del mar caribe.

La nueva generación de Polonia, de la cual hacen parte algunos muchachos que por lo menos han podido terminar el bachillerato, ha entendido que históricamente su comunidad ha permanecido en una práctica ilegal. Esta interpretación nos deja demostrado una vez más que la Educación es el mejor camino para superar la pobreza y para superar los flagelos que han vivido las comunidades de manera permanente.

Hace poco tiempo tuve la oportunidad de conocer a Rigoberto Benítez, un joven con muchas dotes de liderazgo. Entregado al proyecto que durante varios años han tratado de fortalecer y de posicionar en otras latitudes. Artesanos de Polonia, se llama la iniciativa; una apuesta que hace varios años iniciaron varias personas de la comunidad con el acompañamiento de la CVS y que consiste en la talla y calado de totumo a fin de ofertar un producto totalmente natural a base de esta fruta que se da en la región del San Jorge.

Rigoberto se emociona cuando habla de su tierra, de su gente y de su trabajo. Rigoberto ha entendido que soñar no cuesta nada y que vale la pena hacerlo. Como dicen ahora, el man está montado en la película. Una película que se produce a diario y que refleja una realidad que en distintos lugares del país afronta un alto número de compatriotas.

“Nuestro primer logro fue ganar el reconocimiento de Negocios verdes al trabajar con productos 100× naturales”, afirma en tono reflexivo. “Luego fuimos invitados especiales al Jardín Botánico de Medellín donde dictamos charlas y enseñamos sobre nuestra actividad. Allí ganamos el premio al mejor estand en la última versión”.

Su rostro esboza una sonrisa y se frota las manos, quizá por la ansiedad y el deseo de conquistar al mundo.

Artesanos de Polonia es un puñado de buenavisteros. Es un pedacito de este suelo que comienza también a sonar en otras esferas, en otras latitudes, como diciéndole a gentes de otras partes que Buenavista es el mejor pueblo del mundo y que nuestra gente es gente de bien más allá de los saldos históricos que tengamos pendientes.

Rigoberto siente como propio este proyecto. Hace parte de su ADN. Es un motor que lo impulsa. Con orgullo me cuenta aspectos destacados que pocas personas conocen: “Participamos en Artesanías de Colombia, en Expo artesanías a la memoria, expo artesano, BioExpo, Feria Ganadera, Indiana renace”, recordó.

En este pueblo en el que hay 50 casas y aproximadamente 250 habitantes entre niños, jóvenes y adultos se encuentra un colectivo de artesanos integrado por 20 jóvenes, 10 adultos y 3 adultos mayores.

En este pueblo hoy hay una ilusión prendida y es la posibilidad de ganar el premio Gemas 2021 el cual resalta la excelencia en el tratamiento ambiental y del cual artesanos de Polonia es finalista.

Rigoberto seguirá soñando, mientras procura que sus paisanos también le apuesten a dejar la comercialización de fauna como actividad comercial. Sus sueños lo tienen proyectado a alcanzar grandes escaños en el mundo del arte y las artesanías.

Seguirá apostando por su terruño y muy seguramente la ilusión por un premio pasará a convertirse en una realidad porque indudablemente ya han logrado que Buenavista entera se sienta orgullosa de los Artesanos de Polonia.


Cuál es tu reacción?

Emocionado
17
Feliz
10
Enamorado
4
No estoy seguro
1
Tonto
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

4 COMENTARIOS

  1. Cada domingo me sorprende y me causa emoción leer estos artículos que describen de una forma tan real y autóctona a este bello municipio y a la vez me sorprende como su gente pujante trata de salir adelante en sus proyectos y sueños muy a pesar del abandono del gobierno… felicitaciones Oscar

  2. Destacar domingo a domingo a través de estas lecturas tan sabrosas a nuestra gente, su templanza, esperanza, sueños, anhelos y sobre todo las ganas de trabajar día a día por ser un pueblo lleno de posibilidades, es algo que emociona! Felicitaciones Óscar!

  3. Es gratificante ver como el esfuerzo de un gran amigo da frutos, algo por lo que ha luchado hace aproximadamente unos cuatro años, hoy me alegro por uno de tus triunfos amigo porque se que vendrán muchísimos más.

  4. Me encantó mucho porque se muestra el esfuerzo que hacen los campesinos haciendo sus artes en totumo gracias papá oscar

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en:Opinión