Compártelo en redes

Por Óscar Melendres Garcés.

El mundo celebra hoy la Resurrección de Dios hecho hombre. Hemos vivido la cuaresma y la Semana Santa, semana en la que conmemoramos la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Mucho más allá de ser un hecho histórico, para algunos, religioso, para otros, este acontecimiento debe llamarnos a la reflexión y a la contrición sobre la manera como muchas veces nos comportamos con el prójimo.

Es en el corazón de cada persona el lugar en el que debe resucitar el Mesías. Es allí donde estos días de recogimiento que hemos vivido han debido recobrar vigencia principios y valores que nos ayuden a ser mejores personas, a ser más humanos y menos egoístas.

Desde esta columna deseo que, con la Resurrección de Jesucristo, avancemos por caminos de reconciliación, donde quienes se creen poderosos sean menos opresores con su pueblo, donde quienes tienen la dignidad de gobernantes entiendan que se deben a la voluntad de sus electores y donde vivamos escenarios justos y equitativos para poder convertirnos en una sociedad de bien.

Que la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús no haya sido solo sinónimo de festividad, paseo y confort, sino que nos haya servido para prepararnos en lo espiritual para entender que es en el prójimo donde Dios se nos presenta día tras día para que experimentemos el amor universal que nos dejó como invitación en el Nuevo Testamento y para que entendamos que solamente cuando aprendamos a amar al prójimo podremos decir con alma y corazón Aleluya, Aleluya… El Señor resucitó.


Compártelo en redes

Cuál es tu reacción?

Emocionado
5
Feliz
13
Enamorado
1
No estoy seguro
0
Tonto
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 COMENTARIOS

  1. Tan emotivas palabras sobre la vida de nuestro señor Jesucristo y aty papa oscar gracias por todo

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Opinión