Compártelo en redes

Bogotá. En menos de un mes ya se ha nacionalizado casi el 70 % del contingente de importación de leche en polvo sin arancel de todo el año 2022 establecido en el TLC con Estados Unidos.

Esto sucede no obstante la difícil coyuntura económica que registra este producto que se resume en dos factores determinantes: la primera es el alto precio internacional de la leche y, la segunda, es el constante aumento de la tasa de cambio en Colombia.

Dicha tendencia se observa a pesar del reclamo del gremio encabezado por la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) y también del plantón pacífico realizado por productores de diversas regiones de la Nación en el puerto de Cartagena el pasado 3 de enero, en protesta por la exagerada compra de dicho bien de EE. UU.

Para este año 2022, el cupo total que los industriales nacionales tienen para comprar leche en polvo procedente de Estados Unidos contemplado en el Tratado de Libre Comercio corresponde a 14’266.197 toneladas.

A la fecha según el reporte de la Dian sobre el consumo y reservas de los contingentes arancelarios, se han consumido 9900 toneladas que equivalen al 69,79 %.

El mismo registro oficial indica que resta por consumir 4300 toneladas, esto es el 30,2 % del citado contingente.

¿Qué pasará al cumplirse el cupo?

No obstante, cuando las empresas importadoras agoten el 100 % del cupo, es decir, las 14.000 toneladas, podrán continuar comprando leche en polvo, con el agravante para los ganaderos colombianos que el arancel ya no será de 11 % como estaba estipulado en las negociaciones del TLC con USA para el año 2020, sino que se aplicará uno mucho menor que es del 8,8 %.

Es de resaltar que, en las primeras horas de 2022, la industria ya había importado una gran cantidad del citado producto. Ahora que ya han pasado 25 días de enero, la Dian ya registra la nacionalización de más de 9900 toneladas de leche en polvo procedente de USA, es decir, el equivalente al 69,79 % del citado cupo o contingente para todo el año 2022.

Reporte DIAN Control cupo arancelario a enero 25 de 2022

Altos costos reducen el ritmo

De acuerdo con Óscar Cubillos, jefe de la Oficina de Planeación y Estudios Económicos de Fedegán-FNG, el ritmo de importaciones ha disminuido con respecto a los mismos periodos de 2020 y 2021 debido a dos razones fundamentales: la primera es que el precio internacional de la leche está más alto y, la segunda obedece a una tasa de cambio de mayor valor.

“Este año el contingente se va a acabar un poco después de lo que ha sucedido en los últimos dos años. En 2020 se agotó el 14 de enero, hace un año el 21 de enero, y en el 2022 se calcula que culminará hacia mediados de febrero, debido a que la leche importada está más costosa”, dijo.

Es de indicar que la leche en polvo descremada de EE. UU., que es la que más se está importando por su menor costo frente a la entera, cerró el año pasado a un precio de 3508 dólares la tonelada, es decir, 1047 más que su valor de hace un año (según firma consultora italiana Clal).

Por su parte la leche en polvo entera cerró en diciembre en el país norteamericano a 4123 dólares la tonelada, esto es, 628 dólares más que al cierre de 2020.

De igual manera, aunque la tasa de cambio del peso colombiano frente al dólar está en sus niveles máximos y entre finales de diciembre de 2021 y lo corrido de enero ha estado entre $3900 y $4000, la industria privilegió el producto externo al nacional.

“Aunque la leche en polvo está cara y la tasa de cambio alta, este producto continúa ingresando al país y, no obstante, el contingente no se acabará en enero sino en febrero, igual termina ingresando este producto a Colombia”, explicó.


Compártelo en redes

Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Tonto
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Pecuario