Compártelo en redes

Montería, Córdoba. La problemática ambiental asociada al uso de pitillos plásticos continúa generando preocupación entre la comunidad académica y científica de la región y el país. En este contexto, el Departamento de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Córdoba ha liderado iniciativas para concientizar a la comunidad universitaria y a la sociedad en general sobre la necesidad de adoptar prácticas amigables con el medio ambiente.

El docente investigador del programa de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Córdoba, Mauricio Rosso Pinto, ha expresado su preocupación por el impacto ambiental de los pitillos plásticos.

“Los pitillos plásticos son propensos a ser arrastrados por el viento hacia los cuerpos de agua, incluidos océanos y mares. Esto puede resultar en la contaminación marina, afectando animales como tortugas, aves y peces, que a menudo ingieren los pitillos plásticos, lo que puede tener consecuencias graves para su salud”, agregó el docente unicordobés.

Resaltó que el plástico utilizado en la fabricación de pitillos puede tardar cientos de años en descomponerse y la fabricación de pitillos plásticos implica el uso de recursos no renovables, por lo que se hace necesario promover alternativas más sostenibles, como pitillos de papel, metal, bambú o materiales biodegradables, para reducir el impacto ambiental asociado con el uso de pitillos plásticos convencionales.

Está en cada uno de nosotros dejar el uso de estos pitillos, si se lo dan, rechácelo.

Mauricio Rosso Pinto, docente investigador del programa de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Córdoba.

Pitillos afectan la biodiversidad

En este mismo sentido, el ingeniero ambiental egresado de la Universidad de Córdoba, Damar Arrieta Velásquez, agregó que los pitillos plásticos generan un grave problema de afectación a la biodiversidad, especialmente en los océanos, donde millones de toneladas de plástico terminan cada año.
“Hace más de 5 años trabajo en el sector del reciclaje, específicamente acompañando a recicladores de oficio en su proceso de formalización. En este proceso hemos tratado de desarrollar actividades enfocadas a la gestión de los residuos aprovechables”, dijo.

Añadió que de acuerdo a información de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios para el año 2022 el departamento de Córdoba contaba con 959 recicladores de oficio en proceso de formalización, distribuidos en 17 organizaciones que están en proceso de formalización.

“De esas 17 empresas, 10 hacen presencia en Montería, y el 68% de los recicladores de Córdoba se encuentran en esta ciudad, es decir, 658 recicladores de oficio. Adicionalmente, para ese mismo año, las cantidades de residuos aprovechables que se recuperaron en el departamento fueron 20.169 toneladas, de las cuales el 40.85% correspondían a residuos plásticos, es decir, alrededor de 8.239 toneladas de residuos plásticos se recuperaron en 2022 en el departamento de Córdoba”, dijo Arrieta Velásquez.

Baja tasa de recuperación de residuos

Resaltó que las tasas de recuperación a nivel departamental son muy bajas. “En el caso específico de Montería, la tasa de recuperación de residuos es del 6.71%, es decir, para el año 2022 por cada 453 toneladas diarias que se disponían en el relleno sanitario, los recicladores, a través de las diferentes asociaciones que existen en la ciudad, lograron recuperar 32,6 toneladas al día. Es una situación por mejorar puesto que las tasas de recuperación son muy bajas con relación a lo que va al relleno sanitario”, subrayó el ingeniero ambiental quien agregó que los datos reposan en el informe sectorial de aprovechamiento de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios para el año 2022.

Finalmente, destacó que la Universidad de Córdoba ha sido un agente importante en los procesos de formalización de las asociaciones de recicladores de oficio, tanto así que la primera asociación que se formalizó en Montería, contó con el acompañamiento del programa de Ingeniería Ambiental de esta institución.

La Universidad de Córdoba, en sus 60 años de existencia, ha desempeñado un papel transformador, y sus egresados, como el docente Mauricio Rosso Pinto y el empresario Damar Arrieta Velásquez, continúan contribuyendo a la conciencia ambiental y la adopción de prácticas sostenibles.

138 Views

Compártelo en redes

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Me gusta
0
No estoy seguro
0
Ridículo
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comments are closed.

Más en:Ambiente