Compártelo en redes

Montería, Córdoba. Asociaciones campesinas de zonas rurales de Moñitos, Tierralta y Cereté, con la transferencia de tecnología de la Universidad de Córdoba se convirtieron en productoras de mermelada de ají picante y ají dulce, innovación rural de gran impacto que los convierte en microempresarios de productos diferenciadores y que empiezan a ganar espacio en la rica gastronomía aldeana apetecida en el mundo.

Las asociaciones beneficiadas de esta iniciativa son: la Asociación de Pescadores Artesanales y Cultivadores Indígenas de Severá, corregimiento perteneciente a Cereté; la Asociación de Mujeres Campesinas Emprendedoras del Alto Sinú, de Tierralta; y la Asociación de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Moñitos.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto de Seguridad Alimentaria que opera la Universidad de Córdoba, en alianza con la Gobernación de este Departamento, con recursos del Sistema General de Regalías, socializada en el marco del evento De Campesino a Campesino, liderado por la alma mater en la programación establecida en la carpa académica de la 62 Feria de la Ganadería de Montería.

Diversificación de las materias primas

La docente e investigadora científica Maryori Soto López, adscrita al programa de Ingeniería de Alimentos, Facultad de Ingenierías, de Unicórdoba, y quien es coinvestigadora del proyecto, explicó que el propósito de este tipo de iniciativas es poder diversificar las materias primas alimenticias que se cultivan en el suelo cordobés.

La docente unicordobesa Maryori Soto López, durante la socialización del componente en la carpa académica Alianzas que Construyen en el marco de la 62 Feria Nacional de la Ganadería, manifestó que se busca que la transformación de las materias primas se realice sin adición de conservantes y con mecanismos que mantengan los alimentos al natural.

“Muchas veces producimos y no sabemos después qué hacer con todos esos alimentos, de allí que surge la idea de procesar alimentos insólitos, que puedan tener una aceptación distinta, que, incluso, generen curiosidad en el consumidor; por eso nos propusimos diversas transformaciones con el ají, lo hemos hecho también con berenjena y demás hortalizas que se producen en nuestro Departamento”, sostuvo la docente e investigadora Soto López.

La actividad que lideró la docente unicordobesa en las poblaciones citadas se denominó ‘Transformación de Hortalizas en Gama Cuatro’, proceso con el que se busca, además, que esa transformación de las materias primas se realice sin adición de conservantes y con mecanismos que mantengan los alimentos al natural.

Sostuvo Soto López que en las tres asociaciones se establecieron centros de acopio, unidades productivas alimenticias y dotadas, además la capacitación en buenas prácticas de manufactura, dotación de insumos y enseñanza en la operación de equipos.

“Definitivamente en Córdoba tenemos un suelo rico, producimos una diversidad de alimentos que, sin duda, pueden contribuir a la verdadera seguridad alimentaria en el Departamento. Al mundo se le está olvidando la esencia, que es dónde se producen los alimentos, además, en el futuro del campo los niños tienen un papel importante”, indicó la docente unicordobesa.

Describe finalmente que la mermelada de ají picante es una mezcla entre lo dulce y lo picante, que se puede acompañar de distintas formas.

433 Views

Compártelo en redes

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
1
Me gusta
0
No estoy seguro
1
Ridículo
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comments are closed.

Más en:Economía