Compártelo en redes

Bogotá. La Federación Colombiana de Acuicultores (Fedeacua) expresa su profundo rechazo a las estigmatizaciones que han hecho diferentes organizaciones públicas y privadas a pequeños productores piscícolas – específicamente a aquellos que cultivan pez pangasius hypophthalmus, conocido como pez basa-, en las que se les señala de ser criminales.

El gremio considera inaceptable los calificativos negativos usados contra estos productores de un pez que se encuentra en estudio para la formalización de su domesticación por parte de entidades nacionales como el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) y el Instituto Alexander von Humboldt.

“Los productores que han sido atacados y estigmatizados públicamente por parte de organizaciones públicas y privadas no representan una grave afectación al medio ambiente nacional, ya que estos son productores de subsistencia, es decir, cultivan el paz panga para su autoconsumo y tienen un mínimo margen de comercialización, por lo cual no son ciertas las afirmaciones que señalan que sus peces eran vendidos a gran escala en plazas de mercado y comercializadoras”, afirmó César Pinzón, director ejecutivo de Fedeacua.

El problema no es el pez, sino la informalidad

El director del gremio dio a conocer que la verdadera problemática no es el cultivo de este pez per se, sino la alta producción informal, que asciende a aproximadamente 15.000 toneladas anualmente y que ha tenido un acelerado incremento desde hace más de 10 años, debido a que esta especie genera un excelente rendimiento financiero para sus productores, pues tiene un rápido crecimiento a un bajo consumo de concentrado o alimento artificial.

“Esperamos que el nuevo Gobierno nacional continúe con las investigaciones de esta especie para poder adelantar su proceso de domesticación para así formalizar a sus productores, detener su estigmatización y aumentar la producción de este pez, sobre el cual no hay comprobación científica documentada que sustente que, siendo cultivado en Colombia, represente algún riesgo para la salud humana”, agregó el director.

Pinzón también informó que la formalización del cultivo de esta especie puede generar miles de empleos directos e indirectos, así como una millonaria rentabilidad para sus productores y para el país, puesto que se aprobaría la producción de una proteína altamente nutritiva a costos más bajos que el de otras carnes, como el pollo, y que contribuiría a garantizar la seguridad alimentaria del país y la región.

Investigación de la especie

En el año 2020, la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), avalada por el ministerio de Ambiente, en asocio con CAR y universidades realizó una investigación sobre el comportamiento de la especie basa en confinamiento. El resultado fue favorable para la especie porque puede convivir con otras especies de peces de interés en Colombia sin que represente riesgo de que se los coma, o acabe con ellos. Sin embargo, la Aunap todavía no se ha pronunciado si se puede cultiva o no la especie. Para dicho pronunciamiento debe contar con un pronunciamiento previo del Ministerio de Ambiente.

Diligencias

La Fiscalía General de la Nación hizo diligencias en Florencia, El Doncello y San José de Fragua en el Caquetá; Neiva y Campoalegre en el Huila en los que el ente investigador afirma que encontraron criaderos de basa, una variedad invasora traída de Asia.

Durante los procedimientos de la Fiscalía se incautó cerca de una tonelada de este pez, la que fue puesta a disposición de las autoridades ambientales.


Compártelo en redes

What is your reaction?

Excited
1
Happy
2
In Love
0
Not Sure
2
Silly
2

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Pecuario