Compártelo en redes

Montería, Córdoba. El Gobierno Nacional a través de la ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica Flórez, salió a explicar que el objetivo del decreto que reglamenta plantas de beneficio animal busca bajar precios de la carne y mejorar la seguridad alimentaria en Colombia.

Sin embargo, hay voces como la del gerente general de Frigosinú, Santiago Turizo Carvajal, que asegura que la medida no tendrá ningún efecto en el precio. Frigosinú es una de las dos plantas de beneficio bovino que en Córdoba cumplen a cabalidad con el Decreto 1500 de 2007.

Santiago Turizo.

Como conocedor del sector, el portal web En Nuestro Campo le planteó la inquietud a Turizo Carvajal de si creía que realmente el nuevo decreto tendría incidencia en el precio de la carne en Colombia, a lo que el gerente general de Frigosinú manifestó: No tendrá ningún efecto en el precio de la carne debido a que ningún expendedor de los municipios de 5 y 6 categoría hacen proceso en ninguna planta de las que hoy cumplimos el decreto 1500.  Todos hacen el proceso de sacrificio del ganado en patios y fincas de los mismos municipios.

En cuanto a lo que significa la medida para plantas como Frigosinú y si podría afectar al mercado de exportación aseguró que no generara cambios y que no se afecta el estatus sanitario del país ya que esas plantas, las de los municipios de 5 y 6 categoría, no participan en la oferta de producto al mercado de exportación.

José Félix Lafaurie.

A su turno el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, se pronunció sobre el decreto asegurando que la medida es para mataderos de las periferias de los municipios más apartados para que sacrifiquen y puedan atender el mercado doméstico. “Bien, siempre y cuando el ganado que se sacrifique, primero no sea robado y segundo cumpla con las normas sanitarias, que haya un veterinario, que haya alguien que garantice que esas carnes pueden ser consumidas sin ningún problema”, expresó el líder gremial.

Una voz bastante crítica de la medida es el ex ministro de Agricultura y ex gerente general del ICA, Andrés Valencia Pinzón, quien fue más punzante en sus apreciaciones sobre el Decreto 2016 expedido por el Gobierno Nacional.

Retroceso para la salud pública

Para el ex ministro el Decreto tiene varias perlas que significan un retroceso en materia de salud pública y podría poner en dificultades los mercados internacionales para la carne colombiana donde queda la planta autorizada.

Andrés Valencia.

“En primer lugar se relajan los requisitos en materia de inocuidad, pues el cumplimiento del sistema HACCP, que es un sistema de control basado en la prevención de peligros biológicos, y que antes era obligatorio, ahora pasa a ser voluntario. Esto es un golpe a la salud pública”, aseguró a través de la red social X, Valencia Pinzón.

Otra gran preocupación para el ex gerente general del ICA es la apertura del transporte en un mismo vehículo de variedad de alimentos, lo que podría generar riesgos de contaminación cruzada. “Ello implicaría que el Invima y las secretarías de salud tendrían que tener la capacidad operativa para inspeccionar los transportes de alimentos como medida de prevención. Hoy, con el Invima actual, sabemos que esa capacidad es inexistente y se puede prestar para corrupción”, agregó Andrés Valencia.

“Sin duda, el Decreto puede poner en riesgo los mercados de exportación de carne colombiana, y más ahora que se abrió el mercado de China.  Los protocolos de admisibilidad sanitaria son sumamente exigentes en materia inocuidad de la carne y este decreto la pone en riesgo”, puntualiza Andrés Valencia Pinzón.

148 Views

Compártelo en redes

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Me gusta
0
No estoy seguro
0
Ridículo
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comments are closed.

Más en:Pecuario