Barranquilla. En enero de 2022 comenzarán a hacerse talleres de participación en las 14 ciudades que forman parte de la iniciativa Biodiverciudades del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Los talleres se harán para construir con las comunidades lo que será el Conpes de Biodiverciudades. Así lo confirmó Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, quien estuvo en la apertura del Foro de Biodiverciudades de América Latina y el Caribe, que realizó el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y la Alcaldía de Barranquilla en la capital del Atlántico.

“Lo que buscamos con este Conpes es garantizar un financiamiento en muchos de estos proyectos en el mediano y largo plazo”, dijo el ministro al referirse a las iniciativas que han propuesto las ciudades que hoy transitan hacia un modelo de descarbonización de su economía a través de la preservación del medio ambiente y la biodiversidad.

Barranquilla, Leticia, Villavicencio, Medellín, Bucaramanga, Quibdó, San Andrés, Barrancabermeja, Manizales, Montería, Armenia, Yopal, Pasto y Pereira son las ciudades que hoy hacen parte de la iniciativa Biodiverciudades, las cuales vienen trabajando en diferentes proyectos de acuerdo con las características propias del territorio.

CarlosCorreaconSergioDíazGranados

Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo del CAF, destacó el modelo de ciudades que está impulsando el Ministerio al conformar la red de Biodiverciudades.

Durante el acto de apertura, Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo del CAF, destacó el modelo de ciudades que está impulsando el Ministerio al conformar esta red, porque además es un modelo que le apuesta a la generación de empleo. “La recuperación verde nos traería 15 millones de empleos formales en América Latina. La descarbonización de la economía es una revolución de empleo verde y formal, incluyente”, afirmó.

Barranquilla, un referente

El ministro de Ambiente destacó el proyecto de la Ciénaga de Mallorquín como transformador de la ciudad, “porque pone en el centro precisamente lo que queremos conectar con este modelo: la biodiversidad. Crear una economía baja en carbono, una economía responsable en la mitigación, pero también en la adaptación, y por supuesto, el centro de Barranquilla hoy es el agua, el río, todo el desarrollo que ha tenido esta ciudad de cara al río, ahora integrado a la Ciénaga de Mallorquín, que es un proyecto de impacto social, porque involucra a las comunidades, genera empleo, turismo de naturaleza, restauración de manglares y la biodiversidad; este es un ejemplo claro a nivel global de cómo se construye una biodiverciudad”.

Agregó que desde el Gobierno Nacional se está apoyando a las biodiverciudades para que sigan el camino de Barranquilla: “Hoy estamos creando la red, son 14 biodiverciudades en este momento, venimos en un proyecto de monitoreo de calidad del aire que tiene un impacto en la población, pero también estamos apuntando a proyectos para gestionar el riesgo, la adaptación y mitigación, y espacio público, para disminuir las emisiones y que se conviertan  en ciudades bajas en carbono, con nuevas economías basadas en la conservación de nuestro patrimonio, en la economía circular, la transición energética, y por otro lado, la biodiversidad positiva, que es cómo conectar y recuperar nuevamente esa biodiversidad que se ha perdido en muchas ciudades”.

Correa destacó lo que han hecho Barranquilla, con el Malecón del Río, y Montería, capitales que le han devuelto el río a la ciudad y la ciudad a la gente.

Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Tonto
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Ambiente