Compártelo en redes

Bogotá. La estrategia de internacionalización de Cusezar, además de facilitar los trámites de compra, cuenta con recursos de remesas como aval para el financiamiento, ya que las personas receptoras de este dinero y quienes lo envían pueden generar movimientos financieros que facilitan la aprobación de un crédito de vivienda.

Según las cifras de la Balanza Cambiaria del Banco de la República, para el 2023 el incremento de las remesas representó el 7% frente a 2022, cuando llegaron a 9.428 millones de USD. Valle del Cauca y Cundinamarca son dos de los principales beneficiarios del dinero enviado por colombianos desde el exterior.

Según el último reporte de Camacol, personas entre 30 y 60 años, en promedio, son potenciales compradores de otros países. Los que viven en Estados Unidos y España son los que más demandan finca raíz en Colombia, adicionalmente, 212.084 viviendas nuevas se vendieron en Colombia. La vivienda de interés social (VIS) sigue como la más demandada por los hogares colombianos, más del 70 % de las unidades comercializadas fueron de este segmento, puntuando en Bogotá, Valle del Cauca, Cundinamarca y Antioquia.

“La compra de vivienda desde el exterior hace que el sector sea uno de los que más aporta y dinamiza la economía del país. Definitivamente adquirir vivienda siempre será una inversión para la vida, ya sea para personas que se encuentran en el país o fuera de él, estos últimos pueden invertir a través de arriendo o alquiler y así recibir una renta mensual, incrementando los ingresos año a año de acuerdo con lo estipulado por la ley, y en caso de querer retornar pueden encontrar un inmueble valorizado, contribuyendo así a su capitalización o plan de retiro”, agrega Susana Peláez, gerente general de Cusezar.

Asesoría personalizada

El portafolio fuerte de la compañía y por el cual los colombianos residentes en el exterior se sienten atraídos contempla proyectos en Cali como El Álamo, El Guayacán y La Arboleda. En Ricaurte, Cundinamarca con Puerto Tranquilo y La Calera con Entre Bosques V y VI, Verdemonte y Reverdecer y Bogotá, por el sector del Salitre, entre otros.

Cusezar cuenta con un servicio de asesoría personalizado, que brinda en cada paso del proceso de adquisición de vivienda, desde la selección del proyecto hasta la entrega final. Además, la variedad de opciones que tiene, desde apartamentos modernos hasta casas espaciosas, con diseños únicos, duraderos e incluyentes en lugares estratégicos del país, se traducen en un potencial foco de interés para los inversionistas en el exterior.

Colombia es el tercer país de la región que más recibe remesas de Estados Unidos por parte de migrantes según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), es decir, está recibiendo diariamente 27 millones de USD en remesas. Por primera vez, durante 2023, estos recursos, que los trabajadores colombianos en el exterior mandaron a sus familiares, superaron los 10.091 millones de USD.

“Entendemos que las remesas son una fuente vital de ingresos para muchas familias en Colombia y que cubren las necesidades básicas como alimentación, vivienda, educación y salud. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas a través de proyectos de vivienda, mediante las remesas, así las personas y familias podrán financiar la compra de bienes duraderos”, comenta Adriana Montenegro, gerente de mercadeo y ventas de Cusezar.

Buscar facilidades de financiamiento

Con una inflación y tasas de interés a la baja, los colombianos en el exterior pueden tener más rentabilidad en la compra de sus propiedades. El precio tope de venta de una vivienda VIS en Colombia está establecido en 150 salarios mínimos mensuales legales vigentes, los cuales se calculan con ajuste al año de escrituración. El salario mínimo en Colombia tuvo un alza para el 2024 del 12,07%, pasando de $1.160.000 a $1.300.000 COP, por lo cual, una vivienda de interés social que se escriture en 2024 estaría costando $195.000.000 COP (52.716 USD aproximadamente según TRM). En el caso de la vivienda NO VIS, Cusezar cuenta con proyectos en donde el precio de venta empieza desde los $261.000.000 COP (71.133 USD aproximadamente según TRM), como es el caso de View 63 en Chapinero Alto, Bogotá.

Con la constructora, se pueden encontrar facilidades de financiamiento con entidades que son flexibles, asequibles y se adaptan a las necesidades individuales de cada cliente.  También, tienen alianzas con brókers, quienes intermedian entre la banca colombiana y la persona que está en el exterior. Ellos se encargan de consultar todos los trámites administrativos en el país de residencia del cliente, las obligaciones que tiene, sus fuentes de ingresos y que sea viable para un crédito de acuerdo con su estatus migratorio, que debe estar definido como requisito obligatorio. Asimismo, presentan toda la documentación del cliente frente al banco para que el cliente pueda acceder a un crédito en Colombia viviendo en el exterior.

En el caso de monetización del dinero, si es colombiano residente en el exterior y sus ingresos son de allí, Cusezar le monetiza el dinero, se negocia con el cliente el día y la tasa. Si sus ingresos son del exterior, pero reside en Colombia, si tiene que monetizar directamente la persona.

136 Views

Compártelo en redes

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Me gusta
0
No estoy seguro
0
Ridículo
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comments are closed.

Más en:Economía