Compártelo en redes

Montelíbano, Córdoba. Dieciséis líderes y miembros de las comunidades indígenas y afro de Punta Verde, Medio Rancho, El Almendro y Marañonal, vecinos al proyecto de Queresas y Porvenir, en Planeta Rica, fueron certificados en Monitoreo Ambiental Participativo, una apuesta de Cerro Matoso por promover capacidades en las comunidades sobre educación y veeduría ambiental.

Cerro Matoso impulsó esta formación teórico-práctica de la mano de la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) en Montería, que tuvo una duración de 120 horas, desarrolladas en las comunidades, así como en las instalaciones de la universidad. En estas sesiones, los participantes aprendieron sobre el monitoreo ambiental, las normativas nacionales en relación con el manejo del agua, aire, suelo, flora y fauna, al igual que sobre procesos metodológicos de toma y custodia de muestras, para ejercer una veeduría a la gestión ambiental de Cerro Matoso en el marco de los acuerdos con las comunidades étnicas.

El Presbítero Juan Camilo Restrepo, rector de la Universidad resaltó la importancia de esta alianza entre la UPB, Cerro Matoso  y las comunidades e hizo un llamado a que “seamos conscientes de ese trabajo colaborativo solidario que debemos tener con el cuidado de nuestra casa común que es la tierra, y con ese componente de progreso y desarrollo para que el ser humano en su dignidad se vea beneficiario en un sano equilibrio con la tierra, con los recursos y el aprovechamiento de las oportunidades”.  Además, indicó que “no podemos trabajar independientemente; tenemos que comprometernos en esa articulación y ejercicio conjunto de la empresa, la universidad, la comunidad y los territorios en defensa de  nuestros derechos y en el compromiso de nuestros deberes”.

Por su parte, Willis Morelo, gobernador del cabildo de Punta Verde y Medio Rancho expresó “Quiero agradecer por esta formación y todas las herramientas para el monitoreo de la gestión ambiental de Cerro Matoso y de otros proyectos en nuestro territorio, lo que nos permite dar tranquilidad a nuestras comunidades”. Delia Páez, del Consejo Afro de Medio Rancho en formación, complementó diciendo que “Gracias a nuestro esfuerzo y compromiso podemos decir que lo logramos y con esta formación queremos seguir compartiendo con nuestras comunidades nuestros conocimientos para que se empoderen en la aplicación de buenas prácticas para el cuidado del medio ambiente”.

Joyce Nessin, gerente de Asuntos Corporativos de Cerro Matoso, felicitó a los estudiantes por su compromiso y les deseó éxito como veedores y promotores ambientales. “Culminar este diplomado más que una meta es el punto de partida para que las comunidades fortalezcan su gestión de veeduría ambiental.  En Cerro Matoso nos sentimos muy orgullosos de esta apuesta por la gestión ambiental participativa, pionera en el sector minero-industrial en el país y que seguiremos reforzando en conjunto, empresa y comunidad, por su bienestar y el de los territorios”.

A la fecha, más de 420 personas están involucradas en la gestión ambiental de Cerro Matoso, una apuesta de la empresa en los últimos años para promover el involucramiento y participación de las comunidades en actividades como la producción de árboles en viveros comunitarios y propios, siembra, mantenimiento, veeduría y promotoría ambiental. De esta manera, se fomenta un mayor empoderamiento para que los procesos, en la empresa y entre sus vecinos, estén alineados con el cuidado de la naturaleza, modelos sostenibles y la lucha contra el cambio climático.

167 Views

Compártelo en redes

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Me gusta
0
No estoy seguro
0
Ridículo
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comments are closed.

Más en:Ambiente