Compártelo en redes

Bogotá. Setecientos setenta y nueve mil millones de pesos es el monto de las utilidades que obtuvo el Banco Agrario de Colombia en el 2021, lo cual se constituye en una cifra récord. El balance también es positivo en materia de inclusión financiera en el crédito de fomento con 79 mil nuevos clientes todos pequeños productores con crédito.

De acuerdo con el presidente del Banco, Francisco Mejía, “la cifra histórica de utilidades se debe a esa mayor competitividad que hemos logrado en los negocios en los que competimos en igualdad de condiciones con la banca privada, mientras que las cifras históricas de inclusión financiera en crédito de fomento y desembolsos a pequeños productores son el resultado de los cambios que hemos hecho en este gobierno de la equidad del presidente Iván Duque, para cumplir a cabalidad con nuestra misión de banco de desarrollo”.

Sector agropecuario, gran beneficiado

Otros resultados sin precedentes dados a conocer por el directivo tienen que ver con los créditos otorgados durante el periodo, de manera particular al sector agropecuario, los cuales sumaron $4,7 billones, 9% más que el año inmediatamente anterior, siendo los pequeños productores los más beneficiados con $2,9 billones, que representaron un incremento de 26% frente a 2020 y a quienes se le colocaron los créditos a una tasa promedio del 7,7% efectivo anual.

En términos generales, los desembolsos totales del Banco durante el año anterior superaron los $7,4 billones, para una variación de 10% frente al registro de 2020; por su parte, al unir los desembolsos a pequeños y medianos productores se observa que la cifra se acercó a los $4 billones, que representan un aumento de 17,5% en comparación con el año 2020.

También es destacable que los gastos administrativos del Banco se ubicaron en $1 billón, representando un incremento de 3,8%, continuando de esta manera la política de austeridad inteligente, bajo la cual todos los años de este Gobierno el incremento en gastos ha sido inferior a la inflación, incluyendo el año 2019 cuando el Banco redujo su base de gastos en $65.000 millones.

La cartera vencida bajó

El índice de cartera vencida (ICV) cerró en 6,32%, lo cual refleja mejores prácticas en la originación, en el análisis de riesgo y el monitoreo y cobranza en todas las etapas de la cartera de la entidad. De esta manera, se continúa con el mejoramiento progresivo de la calidad de la cartera, teniendo en cuenta que el ICV a diciembre de 2018 se ubicaba en 7,65%.

Otras cifras históricas corresponden a los recursos irrigados a jóvenes, los cuales crecieron 83% al ubicarse en $308 mil millones, gracias a que el Banco removió las barreras que impedían el acceso al crédito de este segmento de la población, en tanto que para mujeres rurales los desembolsos se ubicaron por encima de $1 billón, para una variación de 39%.

Es de señalar que con la vinculación de los 79 mil nuevos pequeños productores que adquirieron algún producto de crédito en 2021, el Banco cerró el año con 681.252 clientes en este segmento, cuya cartera creció 11% al superar los $6,8 billones.

Al dar a conocer este positivo balance, Francisco Mejía subrayó que “le estamos dejando a Colombia un Banco Agrario moderno y robusto, con una rentabilidad social y financiera sin precedentes del capital público que los colombianos nos han confiado”.


Compártelo en redes

Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Tonto
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Economía