Compártelo en redes

Bogotá. En el mundo prima la seguridad industrial, sobre todo datos tan sensibles como los de recursos humanos. Por ello, Buk creó un doble filtro, uno que se mantiene en la nube y el otro en la empresa. Dicho sistema le valió la certificación ISO27001, el estándar internacional para la gestión de la seguridad de la información en las organizaciones, ya sea física o digital.

Las empresas del mundo experimentaron un aumento del 151% en los secuestros de datos (ransomware) durante el primer semestre del 2021 con respecto al año anterior. Se calcularon 270 ataques en promedio por cada compañía, significa un incremento de más del 30% con respecto al 2020. Estos datos suministrados por el Programa Global de Ciberseguridad 2022 del WEF (Foro Económico Mundial) muestran la importancia que cada vez más adquiere la seguridad en el mundo empresarial y en los almacenamientos de información.

La plataforma de Buk hace seguimiento continuo de todas las actividades que se realicen. Firewall, encriptaciones, accesos no autorizados son detectados en primera instancia y se les hace monitoreo riguroso con el fin de escalar los incidentes que se pueden presentar y robustecer la seguridad del sistema para que respondan oportunamente a cualquier amenaza.

“La seguridad es un ejercicio que nos compete a todos y más en los entornos en los que almacenamos información tan sensible. En Buk creamos unas estructuras de seguridad para cada vez ser menos vulnerables a ciberataques y, es por esto, que capacitamos a nuestros clientes para que conserven ciertos criterios al momento de ingresar, digitar y acceder a información. De esta manera somos una cadena tan fuerte como cualquiera de sus eslabones”, asegura Camilo Mejía, Country Manager Colombia de Buk.

Al producirse los ciberataques de inmediato surge la herramienta que detectará y solucionará las fallas. Toda esta información robustece la seguridad de la plataforma porque muestra la trazabilidad del evento y desde el origen se generan acciones para controlarla sin que se produzcan daños en la estructura, fuga de información o, en el peor de los casos, secuestro de datos.

En seguridad no existe el blindaje perfecto, pero se trabaja en ello. Buk cuenta con varios mecanismos para mantener los márgenes de seguridad de los datos e información de los abonados. La autenticación y el perfilamiento de usuarios, así como la capacitación de los usuarios en el correcto manejo de la plataforma. Prueba de ello es que hasta el momento, no ha tenido ataques que supongan riesgo de robo de información propia o de sus clientes.

Cada empresa cuenta con sus políticas de seguridad, para lo cual Buk entrega el soporte necesario para el uso correcto de la aplicación. “Lo que pretende Buk es que los abonados no se preocupen por la seguridad en la plataforma sino la usen y conviertan sus organizaciones en lugares de trabajo más felices”, afirma Mejía.

Buk limita al mínimo el temor de las empresas y de los empleados de perder información confidencial. Allí aparecen se generan respaldos o los “Backup”. Los clientes están seguros, porque por política organizacional, cuenta con dos respaldos, uno en la nube (AWS) y uno segundario (GCP) como parte del Plan de Recuperación ante Desastres. Así Buk cumple la meta de convertir las empresas en lugares de trabajo más felices.


Compártelo en redes

What is your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Actualidad