Compártelo en redes

Riohacha, La Guajira. Semillas de fríjol, maíz, berenjena, ají dulce y sandia, resistentes a las altas temperaturas, fueron sembradas en terrenos desérticos de la comunidad Koushalai en La Guajira y hoy tienen sus frutos. La siembra se hizo en una huerta comunitaria donde hoy la comunidad dispone de estos alimentos para satisfacer la alimentación de los indígenas.

Esta es una de las medidas preventivas implementadas por el Gobierno Nacional en este departamento para enfrentar el fenómeno climático de ‘El Niño’ que oficialmente ya está en Colombia.

La huerta que cuenta con riego por goteo se montó con recursos del ministerio de Agricultura y es operado por la FAO.

“Lo que el Ministerio de Agricultura implementó en este territorio fue una medida preventiva y se hizo de manera anticipada, porque cuando destinamos los recursos aún no se había declarado la llegada de ‘El Niño’. Esto demuestra que el Gobierno del Cambio toma decisiones y realiza acciones para evitar que se vea afectada la producción de alimentos en el país, como en este caso, donde la agricultura campesina, familiar y comunitaria se verá fortalecida ante un evento climático”, señaló la ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica Flórez.

La ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica, estuvo visitando la huerta comunitaria en La Guajira.

Modelo agrotécnico

Implementación de un modelo agrotécnico, rehabilitación de sistemas de riego, brigadas de salud animal y distribución de alimentos, organización de parcelas comunitarias para la producción de alimentos y fortalecimiento de la gestión del riesgo fueron parte de los pilares de esta estrategia integral, desplegada en La Guajira, San Andrés y Providencia, la Mojana sucreña y los Santanderes.

La ministra Mojica explicó que “la inversión por parte del ministerio alcanzó los $8.641 millones para beneficiar a unas mil familias de estos territorios, quienes tendrán la tranquilidad de continuar con sus ciclos de producción agropecuaria para consolidar el objetivo de convertir a Colombia en una potencia agroalimentaria”.

Dada la importancia de este proyecto de cara a enfrentar las adversidades que trae consigo ‘El Niño’ para la actividad agropecuaria, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural suscribió un convenio con la Organización de las Naciones Unidades para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para adelantar acciones en la misma dirección, por lo que desde este organismo se contó con recursos por $8.646 millones.

Para María Consuelo Vergara, del Área de Gestión del Riesgo de FAO Colombia, “el mayor impacto de este tipo de proyectos en las comunidades es que el modelo agrotécnico diseñado para la producción diversa de alimentos considera de manera minuciosa las condiciones de precipitación y de disponibilidad de agua, y así se aplican técnicas de reducción del riesgo para garantizar una producción permanente en el tiempo, incluso en condiciones de sequía, lo que a su vez contribuye a la garantía del derecho humano a la alimentación”.

126 Views

Compártelo en redes

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Me gusta
0
No estoy seguro
0
Ridículo
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comments are closed.

Más en:Agricultura